ORFANATO LAS GACELAS (RDC)

Orfanato Las Gacelas RDC

Este es nuestro primer proyecto y el motivo por el que se creó esta asociación: apoyar a la Fundación Cariello Corbino en la construcción de un centro para más de 70 niños y niñas huérfanos en una de las zonas más castigadas del mundo: Kivu Norte, en RDC.

Mapa RDC
Passy Mahano
Passy Mahano

La República Democrática del Congo tiene recursos para convertirse en uno de los países más ricos del mundo. De hecho, su clase política se ha enriquecido durante décadas a través de grandes explotaciones de materias primas, como oro, diamantes, petróleo, carbón, cobre, madera y coltán. La UNEP (Organización medioambiental de la ONU) reconoce que cerca del 98 por ciento de los beneficios generados por los innumerables recursos naturales del país acaba en bolsillos de organizaciones criminales dentro y fuera de RDC. Ocurre en Kivu Norte, donde en 2004 un conflicto entre el Gobierno y los rebeldes derivó en una guerra civil con miles de muertos, saqueos y secuestros de jóvenes para servir a las tropas rebeldes. Por todo esto, la ONU califica esta zona como la cuarta más peligrosa del mundo.

 

En ese contexto y tras presenciar el horror de la guerra, Passy Mahano, hija de un guarda del Parque Nacional de Virunga, dejó sus estudios de medicina para ayudar a los orfanatos locales en 2013. Comenzó sola, con una pequeña ayuda de una comunidad rural local y viviendo en precarias condiciones en Rugari, en una cabaña de madera con un grupo de niños que no dejaba de crecer. Fue entonces cuando Passy conoció en la zona a la filántropa suiza Marlene Zähner, que financiaba un proyecto con perros para combatir a los cazadores furtivos en Virunga. Fueron los guardas locales quienes pusieron en contacto a estas dos valientes mujeres y así empezó el milagro. Marlene decidió apoyar a Passy en su proyecto y los niños y sus condiciones de vida mejoraron considerablemente. Había 56 niños y niñas que alimentar (75 hoy en día), que enviar a la escuela y a los que proporcionar medicación de vez en cuando, una tarea demasiado dura para Marlene y su pequeña organización “Dodobahati Foundation”. Entonces Marlene conoció a Alberto Corbino gracias a una amiga australiana común, Helen Pope. Alberto, presidente de la Fundación Cariello Corbino, quería construir un orfanato-escuela en memoria de su madre Silvana, recientemente fallecida. En enero de 2017, el día después de crear su fundación, Alberto voló a RDC para conocer personalmente a Passy y los niños y no dudó un minuto en apoyar el proyecto. En solo unos meses se compraron dos parcelas en Rumangabo, una zona segura en el área sur del Parque Nacional de Virunga, cerca de la entrada del Mikeno Lodge, donde un año después, en marzo de 2018, nosotros conocimos a Alberto.

Alberto Corbino en Rugari
Alberto Corbino en Rugari

Nos emocionó comprobar que en medio de las grandes carencias en las que vive la gente de Kivu hay personas increíbles e inspiradoras que, de modo altruista, deciden irse allí a echar una mano. Desde el principio quisimos formar parte de este estupendo proyecto y nada más volver a España nos pusimos manos a la obra. Y así fue como esta pequeña cadena solidaria siguió creciendo.

Proyecto del arquitecto Riccardo Pedone
Proyecto del arquitecto Riccardo Pedone, Nápoles

El plan es construir cuatro edificios de una superficie total de 400 metros cuadrados que incluyen: dos dormitorios (uno para los niños y otro para las niñas); una escuela; una enfermería de primeros auxilios; una sala de talleres; una estancia para voluntarios y una parcela para usar como huerto. El objetivo no es solo que los niños y niñas que vivan allí tengan una manutención adecuada en un entorno seguro, sino hacer también de ese centro un lugar sostenible en el que puedan recibir una educación y aprender un oficio que les ayude en el futuro.

 

Para conseguir ese objetivo la Fundación Cariello Corbino solicitó en marzo de 2017 una subvención de 80.000 dólares para un proyecto a cuatro años a Virunga Alliance (organización privada europea que soporta el 50% de la gestión y coste del Parque de Virunga). Aunque la organización valoró positivamente el proyecto, no pudo aprobar su financiación ya que actualmente asume proyectos mucho más grandes y costosos, como el suministro eléctrico a todo el parque, la lucha contra los furtivos y salvaguardar a los guardas de los ataques rebeldes. A pesar de eso, la Fundación Cariello Corbino no se desanimó y decidió seguir adelante con el proyecto, buscando alianzas dentro y fuera de Italia para un proyecto de 110.000 euros (además de las parcelas ya compradas) para construir “Las Gacelas de Silvana”, este centro de apoyo para niños y jóvenes.

 

Preferimos no hablar de orfanato porque intentamos que los niños tengan una percepción positiva de su nuevo hogar, creando un lugar de alegría y crecimiento personal para ellos y para el resto de su comunidad, abriendo también el recinto a las mujeres de la zona, afectadas por una tasa de analfabetismo del 90 por ciento, y a las que también queremos hacer partícipes de proyecto piloto en esta zona de RDC.

Orfanato Las Gacelas

Las Gacelas es un proyecto pequeño, pero puede ayudar a cambiar el futuro de un grupo de niños y niñas que merecen tener una suerte mejor. Si también quisieras formar parte de él, aquí puedes echar una mano:

 

Número de cuenta Asociación Tabaiba
ES61-2038-2200-8260-0072-2913

 

O también en la cuenta de la fundación Cariello Corbino en Italia:

 

Fondazione Cariello Corbino

IBAN: IT31R0501803400000012401535

BIC/SWIFT: CCRTIT2T84A

Banca Popolare Etica – filiale di Napoli

 

Gracias por tu ayuda. Somos solo una gota, pero de gotas está hecho el mar… y entre todos lo estamos logrando.

Asociacion_Tabaiba_logo_
Asociacion_Tabaiba_Fondazione_Cariello_Corbino_logo